Hace más de dos décadas surge la Comunidad Especial de Desarrollo e Integración, A.C., como una inicial respuesta a problemas que enfrentan personas con capacidades diversas.

En aquel entonces, un grupo de padres de familia coincidió en la necesidad de crear una institución con amplio sentido de amor, fraternidad y solidaridad que hiciera posible atender a niños con problemas de autismo, disminución intelectual o visual, sordera o con alteraciones en conductas sociales, entre otros.

En 1983 se constituye CEDI y a lo largo de su existencia hemos adquirido no sólo la experiencia necesaria para tratar los distintos problemas que enfrentan niños, jóvenes o incluso futuros padres de familia, sino además contamos con amplias instalaciones que hacen más confortable la estancia a nuestros pacientes, haciéndolos sentir como en familia, como en su propia casa-hogar.

CEDI, con casi un cuarto de siglo de vida, ha logrado sólidos grupos de especialistas en los diversos tratamientos que se imparten en Residencia, en la clínica del Vínculo y Psicología Pre y Perinatal, así como en CREE (Crecimiento y Recuperación Emocional y Espiritual, A.C.).

 

En ese contexto, la Comunidad Especial cuenta con tres centros, los tres englobados en uno solo, pero con sus funciones específicas cada uno de ellos, dentro de un inmueble dividido para tales efectos:

a) Residencia CEDI

b) Clínica del Vínculo y Psicología Pre y Perinatal

c) Crecimiento y Recuperación Emocional y Espiritual